miércoles, 10 de agosto de 2011

Helado de chocolate blanco con nueces


No lo puedo ocultar: me encantan los helados, en mi viaje a Italia todos los días me tomaba uno después de comer. Me quedaba embobada mirando el escaparate de alguna que otra heladería como esta:



¡Qué buenos recuerdos! En fin, dejaré de soñar..

Ya hace algún tiempo había hecho alguna prueba de helado casero, como no tengo heladera no quedaban muy bien.

Llevaba una temporada investigando sobre el tema, buscando trucos para hacer helado sin heladera. Así que después de un tiempo mirándolo pues ya llevaba una temporada con muchísimas ganas de probarlos. El resumen del resultado de la investigación:
  • Es mejor usar azúcar glass que el azúcar normal
  • Es muy recomendable sustituir 1/3 del azúcar por azúcar invertido (ayuda a evitar la cristalización)
  • Es mejor meterlo a congelar en un recipiente metálico y de forma que quede lo más extendido posible
  • Mientras se congela se debe sacar cada cierto tiempo y batirlo (entre 45 minutos - hora y pico)
  • Es conveniente sacarlo un buen rato antes de servirlo para que no esté demasiado duro
Algunos de estos trucos ya los conocía, otros han sido nuevos. Esta vez ha quedado mejor que las otras veces, pero aún no acaba de quedar tan cremoso como me gusta, no voy a engañar a nadie, aunque el sabor lo ha compensado.

Me apetecía de chocolate blanco, así que estuve buscando recetas. La que más me convenció fue esta del blog "Mil postres", como estoy a puntito de irme de vacaciones he decidido reducir las cantidades.



Así para hacer el helado he usado:
  • 3 yemas
  • 20 gr azúcar invertido
  • 40 gr de azúcar glass
  • 1/4 litro de leche
  • 1 cucharadita de harina
  • 125 gr de chocolate blanco troceado
  • 125 ml de nata líquida
  • 6 nueces picadas
Primero se baten las yemas con el azúcar (el invertido y el glass), la harina y un poco de la leche.

Calentar el resto de la leche y añadir la mezcla anterior sin dejar de remover hasta que espese y esté a punto de hervir, hay que tener cuidado porque si hierve se puede cortar. Al añadir la harina no se debería cortar al hervir pero yo no lo he esperado a comprobarlo (por si acaso). Retirar del fuego y añadir el chocolate blanco removiendo hasta que se funda completamente; después añadir la nata y dejar enfriar.

Cuando haya enfriado se puede usar la heladera para hacer el helado. Como ya he dicho yo no tengo, así que lo he metido al congelador en una bandeja de metal cubierta con film transparente y lo he dejado unos 45 minutos (puede ser también hora y algo), lo he sacado del congelador y lo he puesto en un bol para batirlo con la batidora deshaciendo los cristales de hielo que se hubieran formado. Se vuelve a verter sobre la bandeja metálica y al congelador otros 45 minutos para repetir la operación. Así hasta que esté prácticamente helado (yo lo hice unas cuatro veces), en ese último le he añadido las nueces picadas poniéndolo en un tupper de plástico y tapándolo bien.

Para servir sacar un ratito antes (yo lo saqué como media hora antes) para que ablande un poquito, servirlo y ¡a distrutarlo!



Tal cual está muy rico.



También se puede servir con virutas de chocolate, siropes, .. Como por ejemplo: con virutas de chocolate y lacasitos:

3 comentarios:

  1. Me ha encantado la entrada de loshelados...yo también me hubiera quedado absorta mirando ese escaparate, desde luego casi parece una foto.. me gustan mcho.. y con tus consejitos me parece que me voy a animar.. tan solo he logrado uno de turrón...con lo que a lo mejor allá voy... un besito..y aseguir metiendo recetitas... besitos.

    ResponderEliminar
  2. el problema que yo le veo es que lleva mucho tiempo, tienes que estar pendiente para ir batiéndolo cada poco.. pero bueno algún día se puede hacer.

    ResponderEliminar
  3. Que guay que hayas conseguido unos helados tan ricos como los que comiamos en La Toscana!
    Mrs.

    ResponderEliminar