miércoles, 28 de septiembre de 2011

Whoopie pies de fresa



Este fin de semana nos invitaron a comer así que decidí hacer algo para el postre, no tuve que pensarlo mucho porque desde que vi esta receta tenía ganas de probar los Whoopie Pies. Como los últimos postres que he hecho han sido de chocolate decidí cambiar de sabor y ya que tenía la esencia de fresa recien comprada decidí probarla. Nos ha gustado bastante, así que posiblemente probaré con otros sabores.

Como curiosidad el origen de estos pastelitos es de los Amish americanos; cuando las amas de casa hacían bizcocho usaban lo que sobraba para hacer estos sandwiches y se lo metían a sus maridos con la comida que llevaban al trabajo, cuando ellos comían y veían el postre exclamaban "whoopie".



Para hacer el bizcocho exterior (saldrán unos 12 pastelillos) he usado:
  • 160 gr de haria
  • 1 cucharadita de postre de levadura en polvo
  • 60 gr de mantequilla (a ser posible a temperatura ambiente)
  • 50 gr de azúcar normal
  • 40 gr de azúcar moreno
  • 1 yema de huevo
  • 1 cucharadita de postre de esencia de fresa
  • 120 ml de leche
  • 1 cucharada de Nesquik de fresa (opcional)
  • Un poco de colorante rojo

Antes de empezar es importante poner a precalentar el horno a 175ºC. Yo usé un  molde de cupcakes para hacerlos y que quedaran todos igual; pero se puede hacer sin él, en este caso forrar con papel de horno el molde o bandeja que se vaya a usar.

Se mezclan la harina y la levadura en un recipiente mezclandolo un poco y se reserva.

En un recipiente amplio se pone la mantequilla (si no está a temperatura ambiente se trocea en cachitos muy pequeños) y se bate con las varillas de la batidora hasta que quede ligera; después añadir el azúcar (tanto el normal como el moreno) y seguir batiendo con las varillas hasta que no se note los granos de azúcar y quede bien integrado (unos 3 minutos). Añadir la yema de huevo y la esencia de fresa hasta que se integre bien.

Coger 1/3 de la mezcla de harina y levadura y verterla sobre la mezcla anterior de mantequilla mezclándolo bien con las varillas a velocidad baja hasta que esté bien integrado. A continuación añadir la mitad de la leche mezclándo también con las varillas hasta que esté integrado. Seguir con otro tercio de la mezcla de harina, después la otra mitad de leche y por último el tercio que quedará de harina. Al final añadir si se desea el Nesquik de fresa.

Repartir la masa obtenida en 24 moldes para cupcakes o en 24 montoncitos si no se usan los moldes. En el último caso tener cuidado de dejar una separación entre ellos porque crecerán y se expanderán. Introducir en el horno entre 10-15 minutos dependerá del horno.

Es muy importante que hayan enfriado antes de rellenarlos.


Para el relleno de fresa he usado:
  • 200 ml de nata para montar
  • 1/4 sobre de gelatina de fresa
  • un poco de azúcar

Se mezcla todo junto y se monta la nata.  Se introduce en la manga y se rellenan los Whoopie pies.


miércoles, 14 de septiembre de 2011

Tarta: Mousse de dos chocolates


Cuando voy a mi pueblo me gusta hacer algún postre, mi hermana me suele pedir esta tarta. La verdad es que muchas veces voy para un fin de semana y quiero hacer mil cosas, y al final no puedo cocinar nada.

Su cumpleaños coincidió con mis vacaciones allí. Aunque no paré ni un día cuando me pidió que se la hiciera por su cumple no pude negarme y saqué un hueco como pude. Sólo con ver su cara de felicidad al ver la tarta compensa con creces.

Esta receta la probé hace ya algún tiempo cuando buscaba una tarta parecida a la tarta Cookie del VIPS que ya no tienen en la carta. Esa tarta era mi perdición, me dio mucha pena el día que fui a merendar y vi que la habían retirado. Esta no es igual pero tampoco está nada mal, la receta original es del blog "Las comiditas de Cris" y la podéis consultar aquí.


La base la he hecho con galletas oreo:
  • Unas 15 galletas oreo
  • Mantequilla

Se muelen las galletas oreo, yo no les quito el relleno para molerlas. Lo suelo hacer o con un molinillo de café limpio o con el accesorio picador de la batidora.

Después de moler las galletas, derrito un poco de mantequilla en el microondas. Lo pongo muy poco tiempo (unos 15 segundos) y si es necesario lo vuelvo a meter otro poco hasta que esté fundida para que no se queme. No puedo decir la cantidad exacta yo voy añadiendo poco a poco a las galletas molidas justo hasta que compacte.

Con la masa obtenida cubro la base de un molde desmoldable, apretando bien y procurando que quede lo más uniforme posible. Lo suelo guardar en la nevera para que endurezca un poquito.


Continuamos con la capa de chocolate blanco, para ello necesitamos:
  • 500 ml de nata para montar
  • 3 claras de huevo
  • 150 gramos de chocolate blanco, yo usé cobertura de chocolate blanco. Trocearlo
  • 150 ml de leche
  • 1 sobre de gelatina neutra - es el equivalente a 6 hojas de gelatina
  • 50 gramos de azúcar.

Antes de nada yo pongo a hidratar la gelatina en agua fría.

Se pone a calentar la leche con el chocolate blanco troceado a fuego no muy fuerte; se va removiendo continuamente para que no se pegue hasta que hierva. Cuando hierva se retira del fuego y se le añade la gelatina hidratada (cuidado para que al menos haya estado hidratándose 5 minutos) removiendo hasta que la gelatina se disuelva completamente. Se deja reservado para que vaya enfriando un poquito.

Mientras enfría se monta la nata con el azúcar, se reserva también (a ser posible en la nevera). Se montan las claras a punto de nieve.

Cuando la mezcla de chocolate esté templada (no demasiado fría porque si no solidifica, en este caso se puede volver a calentar a ser posible al baño María y se volverá a fundir) se le añade poco a poco la nata montada removiendo con movimientos envolventes hasta que esté todo bien mezclado. Revisar las claras y si han bajado algo volver a montarlas bien, añadir a la mezcla anterior también poco a poco y con movimientos envolventes hasta que esté todo bien integrado.

Se vierte la mezcla sobre la base en el molde. Se guarda en la nevera, para que vaya cuajando; si es posible se guarda en el congelador hasta que tengamos lista la siguiente capa para que cuaje antes.

Esta vez no lo he hecho pero a veces antes de continuar con la siguiente capa de chocolate negro le pongo varios agujeros de filipinos blancos.



Por último para la capa de chocolate negro, necesitaremos:
  • 500 ml de nata para montar
  • 3 claras de huevo
  • 150 gramos de chocolate negro, yo usé el Nestlé Postres. Trocearlo
  • 150 ml de leche
  • 1 sobre de gelatina neutra - es el equivalente a 6 hojas de gelatina
  • 50 gramos de azúcar.

Esta capa se hace exactamente igual que la de chocolate blanco sustituyéndolo por chocolate negro.

Una vez hecha la capa asegurarse de que la capa anterior ha cuajado para que no se deshaga al verter esta nueva capa.

Se guarda en la nevera, es mejor hacerla el día antes. Yo la suelo cubrir con film transparente para que no coja olores o sabores extraños. Esta vez al poner el film se me pegó un poco y esto hizo que la superficie de la tarta no quedara uniforme así que la cubrí de fideos de chocolate negro para disimularlo.

Como era para un cumple quería escribir algo así que fundí un poco de chocolate blanco e hice un cono con papel de horno donde introduje el chocolate fundido. Corté la punta del cono y escribí con él. No tengo mucha práctica y no quedó muy bien, pero dicen por ahí que lo cuenta es la intención ¿no?

martes, 6 de septiembre de 2011

Mousse de Chocolate


Esta receta es el primer postre que yo recuerdo haber hecho, de esto ya irán cerca de quince años pero mi hermano se ha encargado durante todo este tiempo de que no se me olvide. Es muy recomendable para los amantes del chocolate, si es que en mi familia lo llevamos en los genes. La receta la saqué de una enciclopedia de cocina de mi madre llamada "Cocina práctica" en el tomo de "Menús especiales".

Esta vez la hicimos como postre para una barbacoa con los amigos que hicimos estas vacaciones... ay! Como hecho de menos esos días de vacaciones.


Pues vamos al grano, para hacer mousse de chocolate para cuatro raciones vamos a necesitar:
  • 100 gr de chocolate de postre picado
  • 25 gr de mantequilla
  • 3 huevos, es necesario separar las claras y las yemas

Se empieza fundiendo el chocolate junto con la mantequilla, yo lo suelo hacer al baño María pero también se puede en el microondas con cuidado de no quemarlo.

A continuación se baten las yemas de los huevos y se añaden al chocolate fundido.

Mientras la mezcla de chocolate enfría un poco, se baten las claras a punto de nieve. Cuando estén bien montadas se van añadiendo poco a poco con una cuchara de metal a la mezcla de chocolate con movimientos envolventes hasta que se mezcle todo bien.

Se vierte la mezcla en cuatro vasitos, y se guarda en la nevera para que cuaje. Lo recomendable es hacerla el día antes.


Para adornarlo simplemente rallé chocolate blanco y se lo puse por encima a cada vasito. Como los tenía que transportar los cubrí con film transparente.


También queda muy bien decorado con nata y avellanas tostadas picadas.