domingo, 31 de julio de 2011

Cupcakes de café


Después de ojear el libro “Deliciosos Pasteles: El mundo de los Cupcakes” decidí probar algunas de las recetas, ya había probado el Canache de Chocolate en esta receta pero quería ver alguna más.
Nunca había probado a hacer cupcakes de de café y por eso me pareció una buena idea. Y el resultado fue el siguiente:



Para unos 12 cupcakes de café (la base) se necesita:
  • 1 cucharada de café instantáneo (tipo Nescafé)
  • 1 cucharada de agua hirviendo
  • 150 gr de mantequilla a temperatura ambiente (tiene que estar blandita, mejor sacarla el día antes)
  • 150 gr de azúcar moreno
  • 150 gr de harina
  • 2 cucharaditas de levadura en polvo
  • 3 huevos a temperatura ambiente
Antes de nada precalentar el horno a 190ºC, ya lo dije en la otra receta de cupcakes pero es muy importante que al meter los cupcakes al horno tengan la temperatura adecuada. Poner en una bandeja para hornear cupcakes las cápsulas para los cupcakes.
 
Se disuelve el café en el agua y se reserva. Con las varillas de la batidora batir la mantequilla con el azúcar hasta que se consiga una mezcla cremosa (se necesitan unos 5 minutos).  Sin dejar de batir añadir uno a uno los huevos (no se debe añadir el siguiente huevo hasta que el anterior esté bien integrado)
 
Mezclar la harina y la levadura e ir añadiendolo poco a poco a la mezcla (yo lo voy pasando por un colador para evitar grumos) continuando batiendo con las varillas. Al final añadir el café que teníamos reservado y mezclarlo bien.
 
Repartir la masa en las cápsulas, comprobar que el horno tiene la temperatura adecuada e introducir los cupcakes. Se hornean durante unos 18 minutos; pero hay que vigilarlos (puede ser más o puede ser menos).  Fin una vez horneados se sacan del horno y se dejan en la bandeja 5 minutos, luego se sacan y se dejan enfriar completamente.
 
Se deben seguir los consejos de la receta de cupcakes de chocolate 
 
Para la cobertura se necesita:
  • 1 cucharada de café instantáneo (tipo Nescafé)
  • 1 cucharada de agua hirviendo
  • 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente (debe estar blandita)
  • 200 gr de azúcar glass
Primero se disuelve el café en el agua y se reserva. Batir con las varillas de la batidora la mantequilla durante unos 5 minutos hasta que quede muy cremosa, después ir añadiendo sin dejar de batir el azúcar glass poco a poco. Al final se añade el café mezclándolo bien.
 
Una vez que los cupcakes estén fríos se decoran con esta cobertura y al final les puse unas gotitas de chocolate negro.

Pongo una foto con todos juntos.

miércoles, 27 de julio de 2011

Cheesecake


A mi novio le encantan los Cheesecakes así que me propuse encontrar una receta para hacerlo en casa. Después de probar varias recetas, que aunque no estaban mal les faltaba algo, me animé a probar una escrita desde un blog de EEUU que podéis ver aquí, de las que he probado es de las mejores.


Esta vez he hecho la base y el relleno; la cobertura la he hecho con mermelada y gelatina que era lo que tenía a mano. La base puede ser cualquiera, a veces si no tengo mucho tiempo la hago de galletas molidas con mantequilla.

Pues vamos con la base, para ello necesitaremos:
  • 250 gr de harina.
  • 100 gr de azúcar.
  • 200 gr. de mantequilla, cortada en pequeños cubos (cuanto más pequeños más fácil será luego hacer la masa) sacada directamente de la nevera.
  • 2 huevos, sacados directamente de la nevera y ligeramente batidos.
  • ½ cucharadita de vainilla
  • ¼ cucharadita de sal (yo no la pongo, pero en la receta original viene)
  • ¼ cucharadita de canela (yo tampoco lo pongo porque no me gusta)

Primero hay que mezclar los ingredientes secos: harina y azúcar (si se usa el sal y la canela también) en un bol grande para añadir después la mantequilla que iremos aplastando y deshaciendo con la ayuda de dos tenedores; cuanto más se deshaga mejor, hay que tener un poco de paciencia. Seguidamente se añaden los huevos y la vainilla amasándolo; parar en cuanto esté todo unido. Envolver la masa en film o papel de aluminio y guardarlo en la nevera durante una hora. Por cierto, esta masa es muy pegajosa.

Pasada una hora en un molde desmoldable de entre 23 y 25 cm de diámetro colocar la masa todavía fría; esto se hace con las manos cogiendo de poco en poco, sigue siendo pegajosa aunque no tanto como antes; por cierto a mi me sobra bastante masa. Después meter en el horno entre 15-20 minutos a 175ºC; vigilarlo y sacarlo en cuanto se comience a tostar.

Mientras se va cociendo en el horno la base se puede ir preparando el relleno para ello necesitaremos:
  • 65 gr de mantequilla a temperatura ambiente (que esté blandita)
  • 165 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1,5 cucharaditas de maicena (4gr)
  • 4 cucharaditas de azúcar glass (13 gr)
  • 1,5 cucharaditas de leche en polvo (3 gr)
  • 700 gr de crema de queso; en mi caso uso: 300 gr de queso tipo Philadelphia y 400 gr de requesón (el queso tipo Philadelphia no debe ser desnatado, tiene que ser el normal)
  • 55 gr de harina

Si no estamos haciendo la base en el horno precalentarlo a 175 ºC. Cuando la base esté preparada forrar el molde con papel de aluminio por fuera; esto es para evitar que entre agua ya que se cocinará la baño María.

Mezclar maicena, azúcar glass y leche en polvo y reservar; yo lo pongo en un bote y lo agito bien.

Mezclar y batir la mantequilla y el azúcar hasta que esté suave (yo uso la batidora con las varillas; con el picador normal no sirve). Añadir los huevos uno a uno, hasta que no esté bien integrado uno no añadir el siguiente; después añadir la vainilla mezclándolo bien. Añadir el queso y batir hasta que se combine completamente; después añadir el harina (yo lo añado tamizándola para evitar grumos) y la mezcla que teníamos reservada (maicena, azúcar glass y leche en polvo; también lo tamizo) batiéndolo justo hasta que se disuelva; verterlo sobre el molde preparado anteriormente y hornearlo durante una hora al baño María; vigilarlo a mi me lleva menos tiempo.

Al sacarlo del horno tenía este aspecto.



Una vez que esté hecho y se haya enfriado, antes de desmoldar hice la cobertura con:
  • 1 bote de mermelada, el que yo usé era de arándanos y pesaba 340 gr
  • 1,5 hojas de gelatina neutra

Se pone en remojo la gelatina con agua fría, dejar unos 5 minutos. Después se vierte la mermelada en un bol para calentarla en el microondas, una vez caliente se añade la gelatina y se remueve bien hasta que se disuelva completamente. Una vez disuelta la gelatina se vierte la mezcla sobre la tarta y se deja enfriar bien.

Cuando haya solidificado bien la mermelada (mejor dejar de un día para otro) se desmolda y ya está lista para comer.