domingo, 30 de octubre de 2011

Rosas de Caramelos Masticables


Hace tiempo una amiga me habló de las tartas de fondant, fue así como descubrí esas maravillas. Son preciosas, admiro cada una de esas tartas, cupcakes, galletas, ..  que he visto.

De momento sólo hay una cosa que me echa para atrás y es que según me han dicho el sabor del fondant no es muy bueno. Nunca lo he probado así que no puedo decir mi opinión, pero hasta ahora a la gente que conozco y que lo ha probado no le gusta.

Por eso estoy buscando sustitutos al fondant.. Estaba pensando en probar con el chocolate plástico, pero el otro día vi en el blog de Pasteles de colores que se pueden hacer rosas con caramelos masticables. Así que pensé que antes de probar con el chocolate plástico sería buena idea probar a ver que tal se me daba e ir practicando.


Son las dos primeras rosas que hago, así que espero poder ir mejorándolas poquito a poco.


Como estaba yo sóla he hecho lo que he podido con las fotos del paso a paso.. Los ingredientes son simplemente caramelos masticables (los que son tipo Sugus), si los caramelos están muy duros hay que calentarlos un poco en las manos para que se les pueda ir dando forma.

1. Para la base de la rosa se hace una bolita y se va deformando poco a poco de forma que se parezca a un cono.

2. Para los pétalos se estira todo lo posible un poco de caramelo, incluso una vez estirada la voy aplastando aún más con los dedos, mejor cuánto más fino nos quede. Una vez estirada se recortan diez círculos, yo me ayudé con una boca de la manga.


3. Comenzamos a construir la rosa: se enrolla uno de los círculos en el cono, después de enrolla otro círculo justo enfrente del otro círculo.


4. En la siguiente fila usé tres círculos. Los superpongo un poquito entre ellos y se ponen alrededor de la rosa. Se doblan un poquito los extremos hacia afuera dando una forma similar a los pétalos de una rosa.


5. La última fila es parecida a la anterior pero con cinco círculos. Y con esta fila se habría terminado la rosa.


Con estas rosas de caramelo podemos decorar tartas, cupcakes o lo que se nos ocurra.

En este caso los caramelos ya tenían algo de color, pero si no es así también se pueden usar colorantes para teñirlos.

domingo, 23 de octubre de 2011

Tarta de queso y naranja


En casa solemos ser como mucho tres y cuando hago una tarta solemos tener tarta para varios días, al final acabamos hartos de la tarta. Esto es un problema porque a veces se estropea algo y me da muchísima pena. Para evitar esto me he comprado un par de mini-moldes uno redondo y otro en forma de corazón.

Esta vez he estrenado el molde redondo, para que os hagais una idea tiene un diámetro de 11,5 cm y tiene 4,5 cm de alto, con esta tarta de queso y naranja que es bastante rápida.



Para la base he usado:
  • 50 gr de galletas (tipo Maria)
  • 25 gr de mantequilla
1. Se muelen las galletas.

2. Se derrite la mantequilla y se añade a las galletas molidas.

3. Con la pasta obtenida se forra el fondo del molde y se guarda en la nevera.


Para hacer el relleno de la tarta, se necesita:
  • 2 naranjas
  • 25 gr de azúcar
  • 70 gr de queso tipo Philadelphia
  • 25 ml de leche
  • 3 hojas de gelatina neutra
1. Se ponen las hojas de gelatina a remojo en agua fría.

2. Mientras, se hace zumo con las dos naranjas y se mezcla con el queso y el azúcar con la batidora hasta que no queden grumos.

3. Después ponemos a calentar la leche, una vez caliente se disuelve en ella la gelatina (la gelatina deberá estar a remojo al menos cinco minutos). Una vez esté bien disuelta la gelatina se vierte sobre la mezcla anterior y se vuele a batir para que se mezcle.

4. Se vierte la crema en el molde y se mete a la nevera.

Antes de continuar hay que dejar que cuaje la tarta bien.


Para hacer la cobertura:
  • 1/4 sobre de gelatina de naranja
  • 125 ml de agua
1. Hervir la mitad del agua.

2. Verter el agua hirviendo sobre la gelatina y disolverla bien.

3. Añadir el resto del agua fría.

4. Esperar a que enfríe y verterla sobre la tarta. Si se vierte demasiado caliente se derretirá parte de la tarta.

jueves, 13 de octubre de 2011

Mariquitas - Cake Bite


Ya hacía algún tiempo que tenía "fichados" a los Cake Pops, sólo me faltaba un empujoncito.. y ese empujoncito llegó hace unos días. Una amiga, a la que le quiero dedicar este post, me regaló el libro de Cake Pops de Bakerella que me envió por correo; el jueves tenía el aviso para ir a recogerlo y se me hizo muy duro tener que esperar al día siguiente para poder ir a recoger mi regalito.. En cuanto tuve el libro en mis manos no podía dejar de mirarlo, ¡qué ilusión me hizo!! El libro es este:


Ahora que no había excusa después de mirarlo mil veces cada vez era más díficil decidir por cual empezar. Así que al final conseguí dudar entre tres, con una lista de lo que necesitaba para cada tipo pre-seleccionado fui a la tienda más cercana. Allí decidí que me quedaba con las mariquitas, más que otra cosa porque no había muchos colores de Candy Melts disponibles. Aunque no conseguí todo lo que necesitaba, sobre todo el rotulador negro comestible que estaba agotado y la dependienta me dijo que era díficil de conseguir porque según llegaban se agotaban enseguida, decidí improvisar un poco.


Además he visto el concurso del blog "La Cocina de Morenisa" y me gustaría participar con esta receta en el "Concurso de Recetas Divertidas para Nuestros Peques, en la cocina de Morenisa":



Así que con todo el material reunido me fui a mi pueblo a pasar el fin de semana y allí me puse manos a la obra.

Para empezar es necesario un bizcocho. Se puede hacer, se puede comprar, se puede aprovechar uno que lleve algún día hecho antes de que se estropee, ..


Yo hice un bizcocho de chocolate que venía en el libro, para hacerlo se necesita:
  • 2,5 tazas de harina (280 gramos)
  • 1 taza de cacao en polvo (125 gramos)
  • 3 cucharaditas de levadura en polvo
  • 225 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 2 tazas de azúcar (450 gramos)
  • 3 huevos a temperatura ambiente
  • 1,5 tazas de leche (365 gramos)

1. Poner a precalentar el horno a 175ºC. Ir preparando un molde para el bizcocho, yo lo forré con papel de hornear.

2. Mezclar la harina, el cacao y la levadura en un bol y reservarlo para usarlo posteriormente.

3. Con las varillas de la batidora mezclar la mantequilla con el azúcar hasta que esté bien cremoso. Se necesitarán unos cinco minutos, es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente y blandita.

4. Añadir a la mezcla de la mantequilla uno de los huevos y continuar mezclando con las varillas hasta que esté bien integrado. Continuar del mismo modo con cada uno de los huevos restantes.

5. Continuar añadiendo la tercera parte de la mezcla de harina tamizada, mezclar bien. Después añadir la mitad de la leche, mezclándolo bien. Continuar de forma similar con otro tercio de la mezcla de harina, la segunda mitad de la leche y finalmente el último tercio de la mezcla de harina.

6. Verter la masa obtenida en el molde y hornear durante unos 50 minutos (aunque en el libro pone entre 35-40 minutos, dependerá del horno).


-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

Una vez el bizcocho esté hecho es necesario dejarlo enfriar completamente, lo mejor sería hacerlo el día antes.

Para hacer unas 20 mariquitas usé:
  • 400 gramos del bizcocho anterior (sobró más de la mitad que usamos para desayunar)
  • 200 gramos de nocilla negra
  • Candy Melts de color rojo
  • Candy Melts de color negro (sería mejor un rotulador negro comestible pero no lo he conseguido)
  • Bolitas de chocolate blanco
  • Aceite de girasol (u otro aceite de origen vegetal)

1. Con el bizcocho bien frío lo deshice en miguitas completamente con la ayuda de un tenedor.


2. Depués añadí la nocilla mezclándolo todo bien.


3. Para hacer la forma de la mariquita (media esfera) usé la "tablespoon" de medir para ello cogí un poco de film transparente y lo puse en la cuchara medidora; añadí masa hasta llenarlo. Después tiro del film para sacarlo y lo coloco en una bandeja.


4. Con los cuerpos preparados y colocados en la bandeja, cubrirlos con film transparente y colocarlos en el congelador durante unos 15 minutos.

5. Mientras derretir los Candy Melts rojos en el microondas. A potencia baja (yo lo puse en el modo de descongelar) y de poco tiempo en poco tiempo (como mucho unos 30 segundos) ir derritiéndolos con cuidado de que no se quemen. Para evitar riesgos también se pueden derretir al baño María.

6. Si los Candy Melts derretidos están demasiado espesos se le puede añadir algún aceite de tipo vegetal. Yo sólo tenía aceite de oliva virgen extra y aceite de girasol (que fue la que usé). Se añade muy poco a poco (una cucharadita de postre como mucho) y se mezcla bien, si sigue espeso se añade otro poquito hasta conseguir la textura adecuada.  Si estuvieran demasiado espesos al sumergir los cuerpos de las mariquitas no quedarían lisos, quedarían algo así:


7. Sumergir los cuerpos de las mariquitas e ir colocándolos en una bandeja para que se vaya secando. Si los Candy Melts están bien líquidos quedará algo parecido a esto:


8. Con los cuerpos de mariquita ya rojos y secos, derretir los Candy Melts negros de forma similar a los Candy Melts rojos. En este caso no usé aceite, aunque estaba espeso lo usé así introduciéndolo en una manga con la boquilla redonda y fina. Con ella dibujé la cara, la raya al medio y las manchitas tipicas de las mariquitas. Fue un poco difícil de trabajar con ello porque el Candy Melt se iba secando en la boquilla y cada poco tenía que estar desatascando y volviendo a calentarlo.. Por eso pienso que habría sido todo muchísimo más fácil con el rotulador negro. Y si ya hubiera conseguido el confeti de color negro mejor, porque serían las manchitas.

9. Con el Candy Melt negro ya seco se van pegando los ojos. Los ojos son bolitas de chocolate blanco, los he mojado un poquito en el Candy Melt negro y así se pegan.

El resultado:











Después de darle un mordisquito:


Por último quería decirle a mi amiga: ¡¡muchas gracias por el libro!! Espero que muy pronto los puedas probar.