miércoles, 10 de agosto de 2011

Helado de chocolate blanco con nueces


No lo puedo ocultar: me encantan los helados, en mi viaje a Italia todos los días me tomaba uno después de comer. Me quedaba embobada mirando el escaparate de alguna que otra heladería como esta:



¡Qué buenos recuerdos! En fin, dejaré de soñar..

Ya hace algún tiempo había hecho alguna prueba de helado casero, como no tengo heladera no quedaban muy bien.

Llevaba una temporada investigando sobre el tema, buscando trucos para hacer helado sin heladera. Así que después de un tiempo mirándolo pues ya llevaba una temporada con muchísimas ganas de probarlos. El resumen del resultado de la investigación:
  • Es mejor usar azúcar glass que el azúcar normal
  • Es muy recomendable sustituir 1/3 del azúcar por azúcar invertido (ayuda a evitar la cristalización)
  • Es mejor meterlo a congelar en un recipiente metálico y de forma que quede lo más extendido posible
  • Mientras se congela se debe sacar cada cierto tiempo y batirlo (entre 45 minutos - hora y pico)
  • Es conveniente sacarlo un buen rato antes de servirlo para que no esté demasiado duro
Algunos de estos trucos ya los conocía, otros han sido nuevos. Esta vez ha quedado mejor que las otras veces, pero aún no acaba de quedar tan cremoso como me gusta, no voy a engañar a nadie, aunque el sabor lo ha compensado.

Me apetecía de chocolate blanco, así que estuve buscando recetas. La que más me convenció fue esta del blog "Mil postres", como estoy a puntito de irme de vacaciones he decidido reducir las cantidades.



Así para hacer el helado he usado:
  • 3 yemas
  • 20 gr azúcar invertido
  • 40 gr de azúcar glass
  • 1/4 litro de leche
  • 1 cucharadita de harina
  • 125 gr de chocolate blanco troceado
  • 125 ml de nata líquida
  • 6 nueces picadas
Primero se baten las yemas con el azúcar (el invertido y el glass), la harina y un poco de la leche.

Calentar el resto de la leche y añadir la mezcla anterior sin dejar de remover hasta que espese y esté a punto de hervir, hay que tener cuidado porque si hierve se puede cortar. Al añadir la harina no se debería cortar al hervir pero yo no lo he esperado a comprobarlo (por si acaso). Retirar del fuego y añadir el chocolate blanco removiendo hasta que se funda completamente; después añadir la nata y dejar enfriar.

Cuando haya enfriado se puede usar la heladera para hacer el helado. Como ya he dicho yo no tengo, así que lo he metido al congelador en una bandeja de metal cubierta con film transparente y lo he dejado unos 45 minutos (puede ser también hora y algo), lo he sacado del congelador y lo he puesto en un bol para batirlo con la batidora deshaciendo los cristales de hielo que se hubieran formado. Se vuelve a verter sobre la bandeja metálica y al congelador otros 45 minutos para repetir la operación. Así hasta que esté prácticamente helado (yo lo hice unas cuatro veces), en ese último le he añadido las nueces picadas poniéndolo en un tupper de plástico y tapándolo bien.

Para servir sacar un ratito antes (yo lo saqué como media hora antes) para que ablande un poquito, servirlo y ¡a distrutarlo!



Tal cual está muy rico.



También se puede servir con virutas de chocolate, siropes, .. Como por ejemplo: con virutas de chocolate y lacasitos:

miércoles, 3 de agosto de 2011

Smoothie de kiwi, plátano, naranja y lima


El otro día mirando recetas en los blogs vi en uno que participaban en un concurso, por curiosidad fui al blog que organizaba el concurso y leí las bases. La verdad es que no me había planteado participar en ningún concurso pero leyendo el post me sentí un poco identificada cuando hablaba de sus comienzos, así que he pensado en participar. El concurso se puede consultar aquí.

Me identifico porque yo acabo de empezar con mi blog y tampoco tengo ni visitas ni seguidores, la verdad es que empece este blog para ir recopilando las recetas que me gustan y si alguien puede aprovechar algo pues mejor. Desde aquí le doy mi más sincera enhorabuena por su cumple-blog.

Para ser sincera no tenía ni idea de que preparar y el concurso finalizaba en cuatro días.. tic tac tic tac.. Por un lado quería algo fresquito ya que con este calor es lo que más apetece, por otro lado abrí la nevera y vi que tenía un yogur por ahí a punto de caducar que nadie se comía y bastante fruta alguna bastante madurita (no me gusta tirar la comida me hace sentir bastante mal).. así que se encendió mi bombilla y recordé que hace poco vi una receta de un Smoothie, y me hizo pensar que para recuperar después de salir con la bici tiene que venir muy bien. Como es la combinación de yogur con fruta y además es fresquito he pensado que es perfecto.

Buscando información he visto que admite multitud de ingredientes así que he decido improvisar.





Para preparar tres vasos de Smoothie he usado:
  • 2 kiwis
  • 1 plátano
  • 2 naranjas
  • 2 limas
  • 1 yogur de limón
  • 4 cucharaditas de azúcar
Lo primero es pelar los kiwis y el plátano y cortarlos en trocitos. Como no tengo licuadora he usado el accesorio picador de la batidora para triturar esta fruta poco o poco. Después hice zumo con las naranjas y las limas.

En una jarra vertí el puré de fruta añadiendo el zumo, el yogur y el azúcar para batirlo todo bien hasta que esté todo bien mezclado.

Después lo guardé en la nevera mientras salía con la bici para que fuera enfriando. Al volver lo metí en el congelador mientras me duchaba y cocinaba (algo más de una hora pero se podría dejar más porque no había congelado casi nada), semicongelado lo batí de nuevo para deshacer los cachitos congelados y ¡ya está listo el postre!


martes, 2 de agosto de 2011

Zumo de sandía, naranja y limón


El otro día tenía en la nevera una sandía que se estaba pasando, me daba pena que terminara estropeándose  por completo así que pensé como aprovecharla.
En un principio estaba pensando en hacer un granizado pero no tenía sitio en el congelador, así que finalmente me decidí por hacer zumo añadiendo así alguna fruta más que tenía en casa. El resultado no estuvo nada mal.



Para hacer el zumo utilicé:
·         Un buen trozo de sandía (sería más o menos 500 gr)
·         3 naranjas
·         2 limones
·         Azúcar al gusto

Para hacer el zumo de sandía se trocea en cachitos tratando de quitar las pepitas y poco a poco se trituran con el accesorio triturador de la batidora, quedará liquido si hay pepitas se puede colar. Se hace zumo con las naranjas y el limón y se añade al zumo de la sandía. Añadir azúcar al gusto y ya está listo, se deja enfriar bien en la nevera.





lunes, 1 de agosto de 2011

Vasitos tres chocolates



Como adicta al chocolate ya hace algún tiempo había probado la tarta tres chocolates (negro, con leche y blanco) cuya receta aparece en muchísimos blogs y como me gustó mucho decidí hacerla de nuevo para una comida especial. Esta vez éramos cinco para comer, no quería hacer la tarta porque al final siempre sobra y acabamos saturados así que pensé en hacer un vasito para cada uno.
 
 
 
Es un poco laboriosa porque hay que hacer cada capa por separado pero no es nada complicado.
 
 

 
Para hacer cinco vasitos, empezando con la capa de chocolate negro, necesitamos:
  • 75 gr de chocolate negro partido en trocitos
  • 125 ml de nata
  • 125 ml de leche
  • 50 gr de azúcar
  • ½ sobre de cuajada
Separar un poco de leche en un vaso y disolver en ella la cuajada. Poner el resto de la leche, la nata y el azúcar en un cazo y calentarlo hasta que empiece a hervir; después quitarlo del fuego y verter el chocolate negro removiendolo hasta que se disuelva completamente. Añadir la cuajada disuelta en la leche y volver a calentar removiendo continuamente hasta que vuelva a hervir. Repartir entre los cinco vasitos.
 
Para la capa de chocolate con leche se necesita:
  • 75 gr de chocolate con leche partido en trocitos
  • 125 ml de nata
  • 125 ml de leche
  • ½ sobre de cuajada
Se hace de forma similar a la de chocolate negro pero sin azúcar. Al verter sobre los vasitos, hacerlo con cuidado para que no se estropee la capa inferior.
 
Para la capa de chocolate blanco se necesita:
  • 75 gr de chocolate blanco partido en trocitos
  • 125 ml de nata
  • 125 ml de leche
  •  ½ sobre de cuajada
Se hace de forma similar a las otras, también sin azúcar. Al verter sobre los vasitos, hacerlo con cuidado para que no se estropee la capa inferior.



Por último les he añadido bolitas de tres chocolates para adornar y los he dejado enfriar en la nevera hasta el día siguiente.