miércoles, 14 de septiembre de 2011

Tarta: Mousse de dos chocolates


Cuando voy a mi pueblo me gusta hacer algún postre, mi hermana me suele pedir esta tarta. La verdad es que muchas veces voy para un fin de semana y quiero hacer mil cosas, y al final no puedo cocinar nada.

Su cumpleaños coincidió con mis vacaciones allí. Aunque no paré ni un día cuando me pidió que se la hiciera por su cumple no pude negarme y saqué un hueco como pude. Sólo con ver su cara de felicidad al ver la tarta compensa con creces.

Esta receta la probé hace ya algún tiempo cuando buscaba una tarta parecida a la tarta Cookie del VIPS que ya no tienen en la carta. Esa tarta era mi perdición, me dio mucha pena el día que fui a merendar y vi que la habían retirado. Esta no es igual pero tampoco está nada mal, la receta original es del blog "Las comiditas de Cris" y la podéis consultar aquí.


La base la he hecho con galletas oreo:
  • Unas 15 galletas oreo
  • Mantequilla

Se muelen las galletas oreo, yo no les quito el relleno para molerlas. Lo suelo hacer o con un molinillo de café limpio o con el accesorio picador de la batidora.

Después de moler las galletas, derrito un poco de mantequilla en el microondas. Lo pongo muy poco tiempo (unos 15 segundos) y si es necesario lo vuelvo a meter otro poco hasta que esté fundida para que no se queme. No puedo decir la cantidad exacta yo voy añadiendo poco a poco a las galletas molidas justo hasta que compacte.

Con la masa obtenida cubro la base de un molde desmoldable, apretando bien y procurando que quede lo más uniforme posible. Lo suelo guardar en la nevera para que endurezca un poquito.


Continuamos con la capa de chocolate blanco, para ello necesitamos:
  • 500 ml de nata para montar
  • 3 claras de huevo
  • 150 gramos de chocolate blanco, yo usé cobertura de chocolate blanco. Trocearlo
  • 150 ml de leche
  • 1 sobre de gelatina neutra - es el equivalente a 6 hojas de gelatina
  • 50 gramos de azúcar.

Antes de nada yo pongo a hidratar la gelatina en agua fría.

Se pone a calentar la leche con el chocolate blanco troceado a fuego no muy fuerte; se va removiendo continuamente para que no se pegue hasta que hierva. Cuando hierva se retira del fuego y se le añade la gelatina hidratada (cuidado para que al menos haya estado hidratándose 5 minutos) removiendo hasta que la gelatina se disuelva completamente. Se deja reservado para que vaya enfriando un poquito.

Mientras enfría se monta la nata con el azúcar, se reserva también (a ser posible en la nevera). Se montan las claras a punto de nieve.

Cuando la mezcla de chocolate esté templada (no demasiado fría porque si no solidifica, en este caso se puede volver a calentar a ser posible al baño María y se volverá a fundir) se le añade poco a poco la nata montada removiendo con movimientos envolventes hasta que esté todo bien mezclado. Revisar las claras y si han bajado algo volver a montarlas bien, añadir a la mezcla anterior también poco a poco y con movimientos envolventes hasta que esté todo bien integrado.

Se vierte la mezcla sobre la base en el molde. Se guarda en la nevera, para que vaya cuajando; si es posible se guarda en el congelador hasta que tengamos lista la siguiente capa para que cuaje antes.

Esta vez no lo he hecho pero a veces antes de continuar con la siguiente capa de chocolate negro le pongo varios agujeros de filipinos blancos.



Por último para la capa de chocolate negro, necesitaremos:
  • 500 ml de nata para montar
  • 3 claras de huevo
  • 150 gramos de chocolate negro, yo usé el Nestlé Postres. Trocearlo
  • 150 ml de leche
  • 1 sobre de gelatina neutra - es el equivalente a 6 hojas de gelatina
  • 50 gramos de azúcar.

Esta capa se hace exactamente igual que la de chocolate blanco sustituyéndolo por chocolate negro.

Una vez hecha la capa asegurarse de que la capa anterior ha cuajado para que no se deshaga al verter esta nueva capa.

Se guarda en la nevera, es mejor hacerla el día antes. Yo la suelo cubrir con film transparente para que no coja olores o sabores extraños. Esta vez al poner el film se me pegó un poco y esto hizo que la superficie de la tarta no quedara uniforme así que la cubrí de fideos de chocolate negro para disimularlo.

Como era para un cumple quería escribir algo así que fundí un poco de chocolate blanco e hice un cono con papel de horno donde introduje el chocolate fundido. Corté la punta del cono y escribí con él. No tengo mucha práctica y no quedó muy bien, pero dicen por ahí que lo cuenta es la intención ¿no?

6 comentarios:

  1. Ummmm!! Deliciosa!! La saboreo con solo ver las preciosas fotos. Besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias!! La verdad es que la recomiendo, está muy buena.

    ResponderEliminar
  3. Hola! Muchas gracias por visitar mi blog y bienvenida a la blogsfera, por lo que veo acabas de abrir tu blog... Ya verás cómo te enganchas. Por aquí me quedo a seguirte, que con recetas como esta tarta tan maravillosa no habrá que perderse lo próximo!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que tarta mas rica,con lo que me gusta el chocolate,me comería un trozo ahora mismo.besinos

    ResponderEliminar
  5. Es normal que tu hermana te pida esta tarta, porque es impresionante!!! que rica ^^

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado de cine bonita y rica tiene que estar besos

    ResponderEliminar